CUESTIONARIO VALORACIÓN

sábado, 7 de abril de 2012

Feed, Mira Grant.

Mi afición a los zombis no viene de la última moda de la norteamericana The Walking dead, igual que mi predilección por los vampiros no arranca de la serie Crepúsculo. Desde que siendo adolescente me enamorara de Gary Oldman en Drakula y la banda sonora de la película ambientara mis días y mis noches ha llovido mucho. Lo mismo puede decirse de esas primeras películas de serie B (y algunas de serie Z) que veía sola y a oscuras, poblando después mis pesadillas. Nunca he podido resistirme a una buena película de zombis, y con buena me refiero a cualquiera que me haga plantearme si la entrada a mi casa es segura o si tengo suficientes provisiones en la nevera en caso de desastre zómbico.


Los zombis vuelven a estar de moda, y eso ha supuesto que a las películas, series y cómics se unan también novelas que tratan el tema. Como es habitual, esta entrada lleva el acertadísimo título de la novela, Feed, que en inglés signifca alimentar (sin comentarios) y en el ámbito informático son los titulares de noticias que se usan en blogs y demás. Nada mejor para presentar el tema. Y es que Feed se sitúa en un mundo post apocalíptico en el que un virus ha diezmado la población mundial y convertido nuestro mundo en otro muy diferente. A diferencia de la mayoría de historias del género, el libro no se centra en los momentos del Levantamiento, es decir, en el auge de la epidemia, sino años después cuando la sociedad se ha visto obligada a cambiar su estructura y una nueva generación ha crecido con la desgracia.

Los protagonistas son dos hermanos y jóvenes reporteros que nos adentran en el mundo de la información futura. Los medios de comunicación tradicionales han sido sustituidos por los bloggeros, que persiguen la verdad a toda costa. Y ése podría ser uno de los temas fundamentales de la novela, la verdad e integridad periodística como principio. Hay momentos en que la realidad zombi se ve eclipsada por la trama periodística y política de la historia, y no faltan las críticas más o menos encubiertas al gremio periodístico actual. Como aliciente a los que nos gustan las realidades futuristas, podemos deleitarnos con las descripciones detalladas de  los sistemas de seguridad (y los cambios de mentalidad) de una sociedad gobernada por el miedo. Como se puede apreciar, el libro ofrece atractivos suficientes incluso para los no amantes del género.

Aunque la novela tiene final, la autora ha aprovechado el éxito de Feed y ya está a la venta la segunda parte, Deadline, eso sí, en inglés... Os dejo el videotrailer de ambas novelas. 


No resisto la tentación de rescatar la BSO de Drákula...