CUESTIONARIO VALORACIÓN

sábado, 22 de octubre de 2011

Alas de Aprilynne Pike.

Acabo de terminar el libro Alas de Aprilynne Pike que empecé apenas esta mañana. La verdad es que es de lectura fácil, hay que tener en cuenta que está fundamentalmente destinado a los adolescentes y hace tiempo que dejé esa fase. Tenía algunas ideas preconcebidas cuando acometí la lectura; la portada negra, el título, y el venir auspiciado por la autora de Crepúsculo, Stephenie Meyer, me hizo imaginar que se trataba de otra novela "gótico-negra" protagonizada por sabe dios qué criatura alada.

El comienzo del libro no difiere demasiado de otras conocidas sagas, chica nueva en  pequeño pueblo que se siente diferente y, buscando su lugar, conoce a chico guapo. Pero la novedad será que en vez de criaturas oscuras de la noche -vease licántropos, vampiros o brujas- el libro se adentrará en el mágico mundo del bosque y las hadas... y hasta ahí puedo leer.

Sin duda no se trata del mejor libro del mundo, es entretenido pero muy típico. Recuerda algo al de Flores de Sombra -por aquello de las plantas-, pero se queda muy lejos de ese mundo maravilloso y colorido que suponía la obra de Sofía Rhei. 

Por cierto, Walt Disney ha comprado los derechos de la novela, bueno, de ésta y de las tres restantes que completarían la saga y cuya edición todavía no ha llegado a España. La versión cinematográfica la protagonizará Miley Cyrus, ya veremos si consigue el éxito esperado. Teniendo en cuenta que la novela suele ser mejor que la película, imagino que lo más interesante de ésta será el baile del instituto (como en toda película americana que se precie).

viernes, 21 de octubre de 2011

El nombre del viento.

  
         El nombre del viento pertenece al género fantástico y engancha al lector transportándolo a un mundo mítico, lejano y legendario. Este libro me sorprendió bastante, lo compré sin muchas esperanzas -no había oído hablar de él- principalmente por un comentario que aparecía en la contraportada "Una celebración del gusto de contar historias". Y como siempre he tenido predilección por las historias probé suerte. Creo que tardé tres días en terminarme sus 872 paginas. La novela engancha al lector desde el primer momento, transportándolo a un mundo mítico, lejano y legendario. El protagonista, Kuothe, nos cuenta su historia en un breve espacio de tiempo, intercalándola con el momento actual a la narración en el que algo oscuro, no se sabe qué, acecha a los personajes. 
       
         Cuando apenas me quedaban 150 páginas, adiviné que la historia no podía acabar en ese volumen e hice algo que llevaba años sin hacer... sí, lo confieso, me fui a la última página y allí comprobé el fatídico mensaje de "Continuará". Esta novela es tan sólo la primera parte de una trilogía. Ya hay fecha (y cuenta atrás) para la edición en español de la segunda parte que se titulará El temor de un hombre sabio.
        
          En resumen, es un libro imaginativo e intrigante, como decía en la solapa, para los que les gusten las historias.